Categorías
Educación

Gestionar el tiempo para combatir el estrés

GESTIONAR EL TIEMPO PARA COMBATIR EL ESTRÉS

GESTIONAR EL TIEMPO PARA COMBATIR EL ESTRÉS

Cristina Rodríguez Díaz

Preparar oposiciones no es tarea fácil y no se puede dejar a la improvisación. Cuando decidimos prepararnos para opositar, tenemos que tener muy presente que se trata de una carrera de fondo, donde debemos ser constantes y mantener un ritmo de trabajo, si es posible, diario.

El hecho de que la preparación requiera de muchos meses de trabajo constante hace que sea muy común la aparición del estrés e incluso episodios de ansiedad. Para llegar a la meta en condiciones de salud óptimas, debemos eliminar ambas cosas. El estrés y la ansiedad no permitirán que nuestra rendimiento sea del 100%, tal y como requiere una oposición.

Para poder lidiar con esta situación es muy importante tener una planificación adecuada y con ello una gestión adecuada de nuestro tiempo, tanto a nivel personal como laboral y de estudio.

Para gestionar nuestro tiempo debemos tener en mente que la oposición no es en sí una obligación, sino que responde a la voluntad de unx mismx para sí y que no puede ser por tanto algo que nos produzca ni estrés ni ansiedad.

La oposición es una oportunidad que tenemos para conseguir trabajo o mejorar nuestra situación laboral, adquiriendo la plaza de funcionarix si ya somos interinxs.

Cómo gestionar correctamente nuestro tiempo puede parecer complicado, pero no lo es, es mucho más sencillo de lo que unx puede pensar.

Para ello debemos elaborar un horario personal en el que dividiremos nuestros días en franjas horarias desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. En dicho horario deberemos incluir todas aquellas actividades que realizamos diariamente, tanto laborales como de ocio y personales. Una vez tengamos este horario establecido podremos saber del tiempo del que disponemos para poder planificar nuestras horas de estudio a lo largo de la semana.

De esta semana estableceremos una rutina de estudio que al mismo tiempo nos hará sentirnos satisfechos con la sensación de “la faena hecha”. Cuando estemos con nuestra familia y amistades no vendrá a nuestra mente pensamientos tales como “estoy perdiendo el tiempo” o “debería estar estudiando”.

Es muy importante que el horario que establezcamos sea realista y que podamos seguirlo sin complicaciones y sin tener que variarlo constantemente. Y si en algún momento necesitamos desconectar, porque ese día no nos encontramos bien o ha surgido otro plan que nos interesa, lo que debemos de hacer es cambiar ese tiempo de estudio a otro en la semana y así recuperarlo.

El hecho de seguir una planificación nos hará sentir que tenemos todo bajo control y, de esta manera, nuestro nivel de cortisol (hormona del estrés) también bajará y no sentiremos ansiedad, sino que estaremos en equilibrio con nosotrxs mismxs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *